Daisy María Echarry: “Una de las grandes enseñanzas que he recibido es que hay tantas maneras de pensar como personas”

Del Caribe al Mediterráneo. Ese fue el trayecto que hace 13 años hizo Daisy Mª Echarry para venir a reunirse con sus hermanas. Ellas le habían precedido en el periplo desde Caruao (Venezuela) a la ciudad de Barcelona, en donde una de ellas estaba en un convento como religiosa. “Yo no tenía una idea exacta de España. Había visto algunas telenovelas y cuando llegué, con 18 años, me apetecía ponerme a estudiar. Pero comprobé que trabajando ganaba suficiente dinero para mí y para enviar a mi familia, y abandoné la idea de formarme”, comenta.

Después de varios años en la ciudad condal, y tras la muerte de una de sus hermanas, Daisy se estableció con su pareja en Sagunto, de donde él era natal. En esta localidad entró en contacto con el programa Promodona, que afirma, le ayudó muchísimo. “Con lo de mi hermana quedé anímicamente muy afectada, y en Promodona hallé un espacio que me ayudó a superar esa racha” afirma. “Allí encontré gente muy diversa, que a veces no valoraba la oportunidad que le estaban dando, y eso me parecía injusto y me costaba sobrellevarlo. Así que una de las grandes enseñanzas que he recibido en Promodona es aprender a saber controlarme, a aceptar que hay muchas maneras de ver la vida, y tantas maneras de pensar como personas”.

De Promodona, Daisy llegó a INTRA, y tras su paso por la fundación y de diversos cursos de formación ocupacional, desde este mes de abril trabaja en el sector de la limpieza. De seguro éste no será el final de su trayecto laboral, pues Daisy, que desprende energía, aspira a compatibilizar el cuidado de su familia con la recuperación de sus estudios.

Related Posts

No Comments Yet.

Leave a Comment