Carlos Sanchis: “En INTRA encontré sobre todo ayuda moral”

Con 30 años a la espalda de experiencia como dependiente de una tienda de recambios, y una década como comercial en diversas empresas de servicios, hace cinco años Carlos Sanchis se quedó sin trabajo, y sin perspectivas de reincorporarse al mercado laboral. “Me puse a llamar a todas las puertas y a buscar un trabajo allí donde me decían que lo podía encontrar, puesto que mi situación familiar y económica me lo requería. Yo no conocía la Fundación INTRA, pero en Cáritas me la aconsejaron, y gracias a ese encuentro, mi problema laboral se resolvió al cabo de un tiempo”.

Carlos Sanchis, que ha cumplido ya los sesenta con un inmejorable aspecto, trabaja actualmente de portero en una finca de pisos en el barrio de Ruzafa, y allí espera estar hasta su jubilación. “Aquí me siento muy cómodo. Es un trabajo tranquilo, con buen horario y que intento ejercer con eficacia. Me encargo del correo, de mantener la finca en buenas condiciones y de solucionar alguna avería, y con el tiempo me he convertido en confesor de algunos de los vecinos”, comenta con una sonrisa. Y es que Carlos tiene un trato muy cordial, que lo hace ganarse la confianza de los habitantes de su finca.

Cuando llegó a la Fundación Intra ahora hace cinco años, las cosas para Carlos y su familia no pintaban tan bien. En la Fundación le ayudaron a reorientar su búsqueda de empleo, y sobretodo sintió que le daban el coraje necesario para afrontar su situación. “Yo estaba buscando trabajo activamente, pero desde la Fundación me enseñaron a buscar de una manera más racional, centrándome más en mis posibilidades reales. También me ayudaron a estructurar mejor mi currículum. Pero sobretodo encontré en INTRA ayuda moral y ánimos para confiar en mí”, cuenta Carlos. “Ya hace tres años que estoy aquí en la portería y aquí espero seguir hasta que me jubile. Eso sí, cuando llegue ese momento, dedicaré parte de mi tiempo a INTRA, para intentar devolver en voluntariado, un poco de lo que yo recibí”.

Related Posts

No Comments Yet.

Leave a Comment