La inmigración en datos

En unas pocas décadas España ha pasado de ser un país emisor de emigrantes a ser un receptor de flujo migratorio. A partir de 1973, con la crisis del petróleo, la emigración de españoles al extranjero empezó a dejar de ser significativa y se produjo el retorno de muchos emigrantes españoles. La inmigración en España, desde la década de 1990, se ha convertido en un fenómeno de gran importancia demográfica y económica. Según el INE, a primero de enero de 2011 residían en el país casi 6,7 millones de personas nacidas fuera de sus fronteras (de los cuales casi.
Ampliar