Si un día te cruzas con Jesús Rivas por la calle, pasará por tu lado sin que te percates de él, más allá de lo que te fijarías en cualquier viandante que pase por tu misma acera cuando vas a comprar el periódico. Discreto y con palabras comedidas, este gallego sin ya casi acento, tiene a sus espaldas una larga historia y un largo trayecto vital. La ausencia de fotografía en esta entrevista no responde a que quiera esconder su biografía y su testimonio, sino que por timidez, prefiere mantener en el anonimato su rostro. (más…)

.
Ampliar